TOLIMA NO PUEDO DECIR “JAQUE MATE”

perlazagolPor: Mario Alejandro Rodríguez (alhejo@periodistas.com)

Dos tiempos  radicalmente distintos, dos facetas opuestas en su fútbol mostró en la cancha del  Murillo Toro el Deportes Tolima, que nuevamente volvió a ceder puntos importantes en casa al empatar a un tanto con el Boyacá Chicó de Alberto Gamero.  El “vinotinto y oro” tuvo un primer tiempo para sellar el cotejo a su favor, pero el elenco boyacense supo en la segunda mitad complicar el esquema propuesto por Hernán Torres y sus muchachos. LOS GOLES EN VIDEO

Los 45 minutos iniciales tuvieron en su accionar un contundente dominio del equipo local en la producción de opciones ofensivas. Rodrigo Marangoni fue el pasegol ideal para Jorge Iván Bocanegra, quien tuvo deseos de literalmente “comerse la cancha” y disputar cada balón con fuerza y decisión. Caso aparte el del goleador Milton Rodríguez, al que se le vio lento y poco claro en el frente de ataque.

Aunque el “sub” no lo hacía mal, Jorge Perlaza entró a sustituirlo y respondió con el único tanto para los dueños de casa. “La perla” definió con clase a la salida del arquero Botero del visitante a los 38  minutos, y ha eludido paulatinamente los fantasmas que habían en torno a su poco aporte al club. No obstante, al menos 4 posibilidades más debieron terminar en el fondo de la red “ajedrezada”, esta  falencia en la definición tuvo sus consecuencias en el marcador en contra de los intereses “pijaos”.

De nada sirvió la buena salida por el sector izquierdo de José Vicente Preciado, como tampoco la buena voluntad de Gerardo Vallejo y Darío Bustos. El desperdicio fue incesante ante una zaga que estuvo lenta en la reacción pero que no vio como sus errores eran capitalizados por su contrincante, que pecó por no mostrar en el tablero su superioridad ofensiva.

Chicó supo ser inteligente al buscar el resultado con base a los espacios que fue dejando su rival en la parte complementaria. Los caminos se fueron cerrando para el Tolima, y en el contragolpe rápido y letal con el ex “vinotinto” Winston Girón y con el argentino Bombín el cero en el arco “musical” cayó, cuando sólo transcurrían nueve minutos.

Gerardo Vallejo en una desatención garrafal  con la pareja de centrales (Arrechea y Díaz) dejó servido el empate para la visita. De ahí en adelante las cosas se complicaron y la defensa lineal del equipo tunjano supo neutralizar lo que fue la desesperada reacción ibaguereña. Por su parte, los de Boyacá manejaron a placer el último cuarto del encuentro, con la posesión del esférico por momentos y el despliegue por los costados del campo.

Pese a que el anfitrión apretó sobre el final del partido, y que Boyacá Chicó perdió a Yhonny Ramírez el empate ya estaba sellado. Se avecina una semana de mucho trabajo para volver a recuperar la confianza del aficionado por su equipo, y por supuesto no desfallecer en la lucha por un cupo entre los ocho mejores del segundo semestre de 2009.

Opiniones

comentarios