FRACASTRO PIJAO

FRACASTRO PIJAO
5 (100%) 428 voto[s]

partido tolima santa feSe cierra un semestre fatal para el Deportes Tolima en donde se “fracastro” en todo lo propuesto al inicio del torneo. Lo único para rescatar son tres jugadores juveniles.

Se cerró un ciclo malísimo para el Deportes Tolima en el que después de muchos años no se quedaba eliminado de las semifinales en dos semestres consecutivos y peor aún ahora ocupando después de 6 años el último lugar de la tabla de posiciones.

Primero para evaluar la actitud de las directivas que pese a que contrataron muchos jugadores para este 2014, no estuvieron al tanto de lo que sucedía con el equipo, simplemente le dijeron “tome” este equipo a un técnico como Carlos Castro que está iniciando. El acompañamiento y la mano fuerte de en este caso el presidente de la institución Gabriel Camargo no estuvo, todo se manejaba a través del gerente Ricardo Salazar que solo actuaba como intermediario, el resultado unos jugadores relajados, haciendo lo que querían.

Segundo para evaluar: El técnico, Carlos Castro es un trabajador eso está claro, el todos los días dirigía los entrenamientos del equipo y era el primero en llegar… pero de ahí a saber que se debía de trabajar dejo mucho que desear según algunos periodistas que cubren las practicas del equipo, el trabajo de memorizar dentro de la cancha movimiento tácticos y jugadas no se hizo como se debía, una que otra vez se realizaban esos trabajos. Quedo muchas veces en evidencia no solo este 2014 si no desde el año anterior el poco manejo de grupo que tenía Castro, y ni hablar de algunas decisiones técnicas que tomaba antes o durante los partidos como no saber armar un banco de suplentes, muchas cosas que son obvias en un técnico que inicia su carrera en el mundo del futbol, y que a mi opinión, un equipo como el Deportes Tolima que ha labrado un nombre a nivel nacional e internacional no merecía tener un técnico que hasta ahora se inicia.

Es distinto si Carlos Castro ya hubiera hecho carrera como asistente técnico en otros equipos con otros entrenadores pero solo duro 3 meses como asistente técnico de Jorge Luis Bernal en el segundo semestre del 2012. Hablar de más durante las ruedas de prensa, otro error que debe de corregir, y otra que ya es terquedad es la pinta para dirigir, de vez en cuando está bien estar en sudadera, pero siempre? El técnico debe de darse su lugar y aunque el habito no hace al monje, en un deporte que ha evolucionado como el futbol la pinta por lo menos de líder si es necesaria.

Tercero: Los jugadores, llegaron en total 13 hombres a sumar a las filas del Deportes Tolima, algunos con recorrido, otros en busca de una oportunidad, y aquí es donde me quiero enfocar porque oportunidad la tuvieron, pero por minutos, porque si se jugaba mal un partido al próximo ya no estaba ni en el banco de suplente (esto para algunos jugadores) y voy al caso de dos jugadores que eran baluartes del Real Cartagena como Yesus Cabrera y Johnny Cano, que entre los dos consiguieron más de 23 goles en el torneo de la B que si no es el mismo que la Liga Postobon, pero debe servir de algo, digo servir de algo como para que el técnico Carlos Castro o Gabriel Camargo les dieran más de 450 minutos para Cabrera y 606 minutos para Cano, además fueron muy pocos los minutos en que jugaron juntos, esto solo por citar un caso.

La falta de un líder positivo, hizo que muchos jugadores prácticamente hicieran lo que les viniera en gana, unos que mostraban dentro de la cancha que estaban haciendo su trabajo, otros que poco les importa el equipo y jugaban porque no hay más que hacer, y los que estaban acá de paseo y por cobrar el sueldo. Amor y respeto por el equipo? NO este semestre no se vio en ningún jugador, tal vez en los nuevos valores que es lo UNICO rescatable del equipo con tres jugadores de proyección como Didier Delgado, Wilmar Barrios y Wilfrido de la Rosa.

Cuarto: La afición, casi inexistente, y con razón muchos decepcionados por el rendimiento del equipo que sumados a otros factores externos como la logística y la policía, hechos de los que se han hecho denuncias pero nadie toma responsabilidad, seguirán ahí poniendo trabas a los pocos aficionados que de verdad quieren acompañar al equipo, no existe además un verdadero plan de mercadeo para acercar al hincha, para crear nueva afición.

Son muchas cosas más pendientes por mejorar que quedan por ahí volando pero como hinchas lo único que queda es tener FE, esperanzados de que el próximo torneo va a ser mucho mejor, que en el próximo partido los tres puntos van a ser para el Deportes Tolima y siempre que se pueda acompañar al equipo en el estadio.

Opiniones

comentarios