UNOS MEJORAN, OTROS NO LEVANTAN

Por: Mario Alejandro Rodríguez (alhejo@periodistas.com)

Después del cotejo frente a Millonarios, donde se consiguió la primera victoria en el campeonato, es válido destacar la recuperación en el nivel de varios elementos que no presentaban su mejor propuesta en el campo de juego en los dos anteriores encuentros disputados por el Deportes Tolima.  Pero también, en el equilibrio de la balanza, vale la pena decir cuales son los profesionales que no han despuntado  en el “vinotinto y oro” en el arranque del Mustang 2.

De los que mejoraron su nivel en primer lugar está Gustavo Bolívar, jugador importante en la zona de recuperación con Juan Carlos Ramírez el pasado domingo. Sin haber jugado un partido brillante, la labor de este antioqueño en el terreno de juego se sintió favorablemente, y mejoró de manera considerable con respecto a  los juegos anteriores, donde había fallado en la repartición del balón a sus compañeros.

A su vez, el otro jugador que levantó su juego es sin duda Juan Carlos Ramírez.  El veterano volante “paisa” mostró entrega y voluntad en los noventa minutos disputados en el césped del Campín. Corrió  y luchó en el quite del esférico, aunque todavía puede dar mucho más en su trabajo como elemento de marca.

Jorge Iván Bocanegra es otro de los jugadores que reflejó mejoría. Sus 49 minutos en el jugo ante los “azules” son la mejor prueba de ello (su mejor registro había sido 35 minutos) , intentando vulnerar el sector izquierdo del rival y penetrar su zaga.

Por otro lado, siguen en deuda con el nivel que deberían presentar en el torneo   casos como Rodrigo Marangoni  y Jorge Perlaza. Aún no despegan con sus capacidades técnicas en el esquema implantado por Hernán Torres,  y han bajado en forma considerable su rendimiento en la cancha.

De Marangoni  se puede decir que fue el hombre que cobró el tiro de esquina para el primer gol “pijao” en la capital de la república, nada más. En lo que concierne a la “Perla”, es para analizar su producción en el último tiempo con el club, cuando se pensaba que podía marcar diferencia en la delantera de Tolima debido a las características particulares en velocidad y funciones.

El delantero alegre y atrevido en los campos adversarios que vimos con el Deportes Quindío ha ido desapareciendo; por ello es primordial que así como se le conoció en el pasado vuelva con toda su energía para el bien del equipo.

Esperemos que contra el Cúcuta Deportivo el próximo domingo la recuperación de los  jugadores que mostraron mejoría siga en alza, mientras los que les falta arrancar como se debe el torneo lo hagan para el mejoramiento del nivel colectivo del once tolimense. 

Opiniones

comentarios