TREINTA PUNTOS, EL NÚMERO MÁGICO PARA ESTAR EN SEMIFINAL DEL TORNEO

En época de elecciones y curules, nada mejor que revisar los promedios históricos de los primeros cuatro en los 14 torneos cortos disputados desde 2003.

El artículo quinto del reglamento de la Liga Postobón I modificó la recta final del torneo colombiano. De los dilatados cuadrangulares, pasó a una rápida definición con dos llaves de semifinalistas que se pelearán por el título para que ningún colombiano se pierda el Mundial de Sudáfrica.

"La Llave A estará conformada por los equipos que ocupen la primera y la cuarta posición. La Llave B la conformarán los equipos que ocupen la segunda y tercera posición", señala el estatuto. Los ganadores lucharán codo a codo por levantar el trofeo.

Por los pocos escaños disponibles -tan solo cuatro-, la puja en las elecciones de mayo entre los 18 equipos profesionales prometen ser las más ajustadas y emocionantes de los últimos años.

¿Cuántos puntos se necesitan? ¿Cuál será el umbral? ¿Quiénes serán los quemados? ¿Quiénes los nuevos elegidos? Todo está por escribirse, aunque el promedio histórico señala algunos puntos a tener en cuenta:

Desde el Apertura 2003 hasta el Finalización 2009, el cuarto clasificado a los cuadrangulares semifinales necesitó 29,64 puntos.

El máximo puntaje que marcó el cuarto inscrito en los ‘ocho’ fue 33 puntos, obtenidos por Deportes Tolima en el Apertura 2007. El mínimo lo necesitó Envigado cuando fue cuarto en el Apertura 2005 con 27 unidades.

Es decir, que para estar en el cuarteto que disputará la estrella de mitad de año se requiere un rendimiento mínimo de 55.55 por ciento, ganando 30 puntos de 54 posibles.

La cifra de 30 unidades también la confirma la tendencia del actual torneo. Deportivo Pereira, parcialmente cuarto en la tabla de posiciones, suma 13 puntos en ocho jornadas. La proyección para la fecha 18 indica que el último semifinalista tendrá 29,25 unidades.

Con la ley del ‘arrastre’, la ‘cifra repartidora’ seguirá siendo 30 puntos, guarismo que también marca el promedio histórico de los últimos siete años.

La contienda estará como para alquilar balcón. Real Cartagena parece tener abonado el camino y si su ritmo no decae, tendrá su lugar asegurado. Junior y Medellín tendrán que mantener su producción para no quedarse afuera.
 
Después, nada está claro: entre el cuarto -Pereira- y el décimo séptimo – Millonarios- tan solo hay una diferencia numérica de cinco unidades. Seguro que esta contienda ‘electoral’ será más emocionante que la del Congreso. Por lo menos habrá menos ‘abstencionismo’.

Juan Diego Ortiz Jiménez
Especial para FUTBOLRED

Opiniones

comentarios