TRASPIES PIJAO EN EL MURILLO TORO

Los puntos no se pueden perder de local, en un torneo tan cortó como son las semifinales de la Mustag II.

Es claro anotar que son once contra once, ni el clima, ni muchos factores entran a primar cuando se compromete una final cualquiera que sean las circunstancias, sin pretende ser técnico de fútbol, el primer error que se comete fue la sustitución de Bolívar ante la Equidad en el Murillo toro, le estaba dando al onceno pijao orden en la mitad de la cancha, la recuperación del esférico, trato de salir jugando; ¡AHÍ! Fue el error del Tolima, se compenetró a sacar largo, a mandar centros al área visitante sin que nadie los recepcionara correctamente; debió realizar los cambios de frente, Anchico desde varios partidos atrás anda en un nivel bajo, debió salir, no se le puede dejar a Charria la responsabilidad solo de marcar goles de media distancia, son once los que deben de aportar lo mejor de sí para ganar los compromisos, Arizala es bueno en su posición pero está sobrador y en el fútbol esos jugadores no deben existir.

El cuadro tolimense posee alternativas importantes como Darío Bustos, Ricardo Álvarez y otros que le pueden dar más solidez tanto a la defensa como en el medio campo, perlaza debe ser titular ya que posee ese don de habilidad desequilibrio y sobre todo desborde  contundencia en todo el área adversaria, o sea es más efectivo a la hora de las llegadas con opciones de gol.

Hasta ahora comienza está  fase, lo grave seria si se perdiese de visitante; quedaría muy lejos de la posibilidad de llegar a otra final; esperemos que no por el bien del club, de jugadores y sobre todo de los pocos y  verdaderos Hinchas del Vino Tinto Oro.

Mas fue el desespero de marcar el segundo que cuidar el empate, ser  pacientes con el empate, a cambio si lo fue la Equidad, por eso se llevo los tres puntos importantes a la hora de seguir marcando la diferencia.

MARIO OVALLE MEJIA
movallem@yahoo.com
3132108319
Ibagué (Colombia)

Opiniones

comentarios