Tolima no pudo con la cantera del Junior

Imagen tomada cuenta oficial Club Deportes Tolima

Tal parece que las secuelas de la eliminación de la Copa Sudamericana, se están haciendo presentes en la nómina ‘Vinotinto’, ya que obtuvo un penoso empate a un gol en condición de local, ante el equipo alterno del Junior, poniendo en riesgo el liderato de la Liga.

Definitivamente esta fue una semana para el olvido, para el onceno ‘Pijao’, primero son eliminados en primera fase en la competición más importante que disputaba este semestre, ahora se suman los tres puntos que se le escaparon en el Manuel Murillo Toro, ante un Junior que jugó con una nómina alterna, liderada por el juvenil Jarlan Barrera de buen partido, que supo complicar a un equipo renovado, que estaba dejando los fantasmas del fracaso en el pasado.

Desde el principio los dirigidos por Alberto Gamero propusieron, y parecía que tenían el domino del partido, con algunas modificaciones a última hora como la de Gabriel Gómez por Luis Paz,  además del regreso al club del volante Wilmar Barrios, después de una regular participación en los Juegos Olímpicos de Río, donde el combinado nacional salió eliminado en los cuartos de final, dejando muchas dudas en su esquema de juego, pero con el que se tenían planes de fortalecer la marca en el medio campo, presentando uno que otro inconveniente en el transcurso del partido.

Esta vez la delantera estuvo mejor que en el partido frente a La Guaira, pero se encontraron con un muy buen arquero ‘Tiburón’, que supo cumplir bien su trabajo defendiendo el arco visitante, pero que se vio sorprendido a los quince minutos del primer tiempo, por un cabezazo del defensa Julián Quiñónez, que adelanto a los ‘Pijaos’ en el marcador, después de un gran centro de Armando Vargas, que también estuvo muy activo en el partido.

El cotejo se le fue saliendo de las manos a los ‘Musicales’, y terminó convirtiéndose en un duelo bastante parejo, donde ambos equipos tenían oportunidades de empatar o de liquidar el encuentro, pero que siempre encontraron el respaldo de sus arqueros, que supieron cubrir de forma correcta los errores defensivos, que ambas plantillas mostraron. Ya en los últimos minutos del encuentro los ‘Tiburones’, encontraron el camino y gracias a una gran jugada y posterior golazo de Léiner Escalante, se decretó el 1-1 final a los 73 minutos.

El gol que fue gritado como un título, por el joven técnico Giovanni Hernández, sentenció el encuentro que pudo haber tenido un resultado mejor para los Tolimenses, si se hubieran concretado tantas opciones que al final terminando siendo un empate con sabor a derrota, ante un rival que supo pararse bien en la cancha frente al líder de la Liga Águila II.

 

 

 

Opiniones

comentarios