SE “ASEGURÓ” EL PRIMER OBJETIVO

Por: Mario Alejandro Rodríguez (alhejo@periodistas.com)

Como suele ser la costumbre en el año 2009 el Deportes Tolima hizo nuevamente respetar su casa ante Equidad Seguros,   ex líder del campeonato  al cual venció en forma apretada por marcador de un gol a cero. No importaba  los medios sino el fin; por tal motivo la consigna  en la noche de ayer por parte de directivos, cuerpo técnico, jugadores e hinchas era clara: obtener la clasificación a los cuadrangulares semifinales como en efecto ocurrió.

Para nadie era un secreto que el partido más importante de lo corrido del torneo era ante el equipo “asegurador”.  Y el temor de que la ansiedad, los nervios y el desespero por no encontrar el gol ante un ordenado conjunto se apoderaran de los dirigidos por Hernán Torres  era latente. Sin embargo, la PACIENCIA y la PERSEVERANCIA fueron virtudes del “vinotinto y oro” que supo controlar y defenderse de las avanzadas ofensivas de su adversario.

El medio campo estuvo durante el desarrollo del encuentro congestionado; en la primera mitad con la intención del local en generar opciones de ataque, con la pierna fuerte del rival, y en la segunda parte con el dominio y transporte del balón del 10 verdiblanco, Stalin Motta.

El control del cuadro capitalino en este periodo se debió en gran medida a la ausencia de un elemento “pijao” en el campo, tras la expulsión de Jair Arrechea al minuto 29 por violenta falta contra  Motta. Ahí el anfitrión perdió terreno, y salida por derecha, debido a que el capitán Gerardo Vallejo tuvo que cooperar en defensa, colaborándole al ingresado Jesús Valencia  y al zaguero central Wilmer Díaz.

El ataque tanto del Tolima como de Equidad careció de precisión; en el dueño de casa Medina y Arizala hicieron el desgaste  en zona superior, pero faltaron de efectividad en sus impactos. Cristian Marrugo fue otro hombre que se destacó por buscar el marco de Álvaro Solís, a través del remate de media distancia.

Por su parte en la visita, la presencia de Carpintero y de Córdoba fue repitente, pero dependió mucho del pelotazo de Motta, y del desborde por los costados de la cancha. La buena culminación de las jugadas, característica primordial del “pájaro” Wilson (el artillero del certamen con nueve goles) no se hizo presente anoche, cuando se vio confundido y poco claro con el balón.

A su vez, es importante destacar la buena labor que cumplió  el portero Bréiner Castillo bajo los tres palos del arco “musical”.  Estuvo seguro en el juego aéreo y en las aproximaciones de foráneo, siendo rápido en la salida del equipo desde atrás.  Brindó tranquilidad y salvó del empate al D.T.

Lo único reprochable del sábado  anterior fue la actitud mostrada al final del partido por el cuerpo técnico de Equidad, que dejó mucho que desear de un club que parece ser uno de los mas organizados del país. Esos actos soeces se le ven de muy mal gusto, haciendo que se pierda credibilidad en su trabajo.

Como balance se puede decir que el primer objetivo está en el bolsillo, ahora la mira debe ponerse en estar en la final del campeonato y por qué no pelear el título. En una competición donde hasta el más pequeño tiene posibilidades, Tolima puede mostrar esa jerarquía  en casa en la fase definitiva, que hace parte de sus fortalezas.

Opiniones

comentarios