SE ACABO LA PATERNIDAD DE LOS PIJAOS SOBRE NACIONAL

Por FILIBERTO ROJAS FERRO
EL NUEVO DÍA
(Acord Tolima)

Atlético Nacional obtuvo una importante victoria en el estadio Manuel Murillo Toro de Ibagué 1-2, ante el Deportes Tolima y acabó con una racha negativa de cuatro años sin ganar en la capital del departamento.

Con goles de Carmelo Valencia, de penal, y Humberto Mendoza, los "paisas" derrotaron a los "pijaos", que contaron con el gol del empate transitorio del brasileño Fernando Oliveira.
La única victoria del conjunto de Medellín en los últimos 10 años en Ibagué había sido en la semifinal del segundo torneo de 2004, con goles del argentino Hugo Morales y el que le dio la victoria ayer a los antioqueños, Humberto Mendoza.

Los dirigidos por el argentino Óscar Héctor Quintabani jugaron un partido ordenado y aprovecharon las opciones que tuvieron para vencer a los "pijaos", que también desplegaron un fútbol práctico y ofensivo, pero que no se reflejó con goles en el marcador.
Tanto locales como visitantes le ofrecieron un buen espectáculo a los 12 mil hinchas que se acercaron al estadio para presenciar el segundo compromiso de la octava jornada de la Copa Mustang I, del fútbol profesional colombiano.

Emociones de ambos lados

La primera etapa tuvo un ritmo acelerado con llegadas por parte de los dos equipos, que ofrecieron un fútbol atractivo, generoso y de oportunidades claras de gol en los arcos defendidos por Janer Serpa y David Ospina.

Sobre los 23 minutos del primer tiempo, Janer Serpa se apresuró a sacar, le regaló el balón a Zúñiga, quien tras una pared con Carmelo Valencia quedó solo con el meta tolimense, quien lo derribó dentro del área y el juez Imer Machado, de Casanare, pitó el penal.
Carmelo Valencia tomó el balón, cobró el tiro libre directo desde el punto blanco del penal y decretó la apertura del marcador, para la tranquilidad de los visitantes.

A partir de allí, Tolima buscó todas las formas para llegar al arco de Ospina, con tiros libres de Charria y Marrugo, acciones de Perlaza y Oliveira, pero ninguna fue concretada.

Sin embargo, ya en el epílogo de la primera parte, Zúñiga fue derribado por Maturana en el borde del área, pero el central, que venía quedado en la jugada, no marcó nada y esto generó, además de protestas de los "paisas", un contragolpe tolimense que finalizaría con un tiro de esquina que traería la alegría para los locales.

Marrugo se apresuró a cobrar, Bolívar remató incómodo, soltó Ospina y apareció, en el momento y lugar preciso, el goleador Fernando Oliveira para anotar el empate, con el que concluyó el primer período.

Para la segunda mitad, los ánimos y la disposición de los jugadores fue la misma que en la primera, salieron a atacar y a generar buen fútbol ofensivo.

Tolima intentó con remates de media distancia de Bolívar y con tiros libres de Charria, pero no fueron concretados, mientras que Nacional, por medio de un centro de costado con pelota detenida, encontraría el gol de la victoria.

En efecto, Elkin Murillo, que había ingresado por el juvenil Ibarbo, centró al segundo palo, donde cabeceó Camilo Pérez al horizontal y el rebote lo aprovechó Humberto Mendoza, para darle la alegría definitiva a la visita.

Desde allí, Tolima siguió intentando, pero no fue contundente y dejó escapar tres puntos más de local y de nada sirvieron los tres que ganaron en Barranquilla la jornada anterior.

Nacional, por su parte, vino con la intensión de ganar, lo consiguió y ahora viaja motivado para afrontar el compromiso de Copa Santander Libertadores ante el Audax Italiano de Chile.
 

Opiniones

comentarios