POR FIN: ¡ADIÓS PATERNIDAD!

Por: Mario Alejandro Rodríguez (alhejo@periodistas.com)

Después de cinco juegos donde la marcada superioridad de Equidad había dado al traste en más de una ocasión con las ilusiones del Deportes Tolima de título, la paternidad de los “aseguradores” frente al elenco de Hernán Torres se vino al suelo, gracias  los tantos convertidos no por los atacantes “pijaos” como suele esperarse, sino por la pareja de zagueros centrales que fueron determinantes en la victoria 2-0 del equipo de Ibagué ante el elenco capitalino.

Davinson Monsalve, alternante del equipo profesional, y Wilmer Díaz, habitual inicialista fueron los responsables de esta ´limpia´ en tierras bogotanas. Desde el primer cuarto de hora del cotejo, el marcador ya daba luces de  una nueva página distinta en el libro de estas confrontaciones entre “pijaos” y “verdes”, con el certero cabezazo del defensa antioqueño sobre el minuto 12 de la inicial.

Al minuto 44 del primer tiempo un remate seco, rasante del extremo Díaz luego del pase efectivo de Rodrigo Marangoni, que terminó al fondo de las piolas,  le permitió a la visita  jugar con la ansiedad de su adversario; el mismo que a la postre quedó eliminado en su propio predio con un juego deslucido y lejano del que lo llevó a ser campeón de la Copa Postobón y subcampeón del Mustang 2 2007.

Nunca en los choques entre estos dos clubes la divisa tolimense había convertido más de un gol por juego como visitante;  por ello la victoria adquiere un significado especial, sumado al revanchismo que siempre va a existir (aunque muchos lo nieguen) cuando se rivaliza con Equidad.

Remontándonos a la estadística, eran dos las veces en que los de Bogotá le habían ´aguado la fiesta´ al elenco “musical”: la primera, en los cuadrangulares del Finalización 2008, cuando un 3-1 lapidario en el césped del Campín dejó al “vinotinto” sin chances de acceder a la final del certamen. La segunda fue este año, cuando en instancias similares, Fernando de Oliveira ´clavó´un puñal en el corazón del aficionado tolimense.

Por otro lado, es la primera vez que el D.T. logra sacar su valla en cero ante el equipo orientado por Alexis García. Once goles en contra habían dejado amargura en las toldas del Tolima, sin embargo la historia fue diferente en una nueva versión de lo que el mismo técnico “asegurador” ha llamado un clásico.

También, después de cuatro juegos, es positivo que no se haya producido un expulsado en el club, aspecto que ayuda a la conformación de la nómina titular para los juegos que restan del campeonato regular.

Luego de 17 juegos de invicto como local Equidad volvió a probar el feo sabor a la derrota. Tolima le dio de su propio ´cocinado´, tal cual lo había hecho en el pasado Equidad con los de la ciudad musical.

¡Adiós a la paternidad!. Se viene América, un rival que nada tiene que perder, y que vendrá al Murillo Toro este sábado a hacer sus ´diabluras´. De ahí la importancia de hacer respetar la casa a como dé lugar en pro de los objetivos trazados.

Opiniones

comentarios