OPINION – EL PASTORCITO MENTIROSO

YEMMIL_ARMANDOPor: Yemmil Armando Aragón
Comunicador Social y Periodista
Acord – Tolima

Todos conocemos la fábula del pastorcito mentiroso que alertó sobre la presencia del lobo y nadie la creyó, después de varios llamados falsos. Así pasa con el “dictador” Gabriel Camargo, que lleva más de 5 años con la misma historia: “si esto sigue así me llevo al equipo para otra parte”. La quejadera y el discurso aburridor de éste señor que solo busca la inyección de dinero a “su equipo” sin beneficios ni retribución alguna.

 


Ningún empresario en el Tolima –bueno es lo que creo- le aportaría dinero al equipo sabiendo ese dinero iría al bolsillo del ex senador y no a la institución como tal. De todos es sabido que siempre lanza ese tipo de alertas para que lo apoyen económicamente pero nadie se atreve a subsidiarlo porque saben que esa “platica” se pierde. Ya nadie, en Ibagué, le cree al presidente de la entidad, porque su discurso ya no produce miedo y nadie le cree.

Sus amenazas han generado el efecto contrario, los hinchas (no todos) ya toman la postura de decir: “que se lo lleve, estamos cansados de ese señor”, “estamos aburridos de que ese señor diga todos los años lo mismo”. Además es de conocimiento público las transacciones o ventas de jugadores, dinero que llega al bolsillo de Camargo y aquí viene la reflexión: cuando el equipo está quebrado es de todos, pero cuando el equipo vende jugadores y no tiene problemas económicos es de Camargo. Por qué cuando vende jugadores no sale a decir que esa venta es producto del apoyo de la hinchada y medios de comunicación y del copatrocinio de las empresas que colocan su publicidad en el estadio y la camiseta. Alguien ha escuchado a Camargo decir eso?, creo que nadie.

Voy a hacer un pequeño resumen de los jugadores que ha vendido o prestado éste señor: Jorge Ramírez Quesada “Gallego” (se fue al fútbol uruguayo), Oscar Passo (Atlético Nacional), Yulian Anchico (Santa Fé), Hernando Patiño (Santa Fé), Agustín Julio (Santa Fé), Elson Becerra (fútbol de Arabia), Carlos Darwin Quintero (Rusia), Juan Carlos Escobar (Rusia), Diego Chará (Estados Unidos), Franco Faustino Arizala (Pachuca), Jorge Perlaza (Estados Unidos), Rodrigo Marangoni (Barcelona de Ecuador), y la más reciente Cristhian Marugo al Pachuca de México. La pregunta es: ¿dónde está ese dinero?, sabiendo que el equipo ha tenido muy buenos patrocinadores, de paso mal tratados por éste señor.

Publicidad

Aquí vienen mis reflexiones: donde están las divisiones menores estructuradas y serias del equipo?, donde están los jugadores tolimenses en el equipo, que han sido sacados por la puerta de atrás por éste señor?, donde está la sede propia del equipo?, donde existe una cancha propia para las prácticas de los jugadores? convirtiendo al equipo en un gitano que va de cancha en cancha, como mendigando, llegando a casos extremos como el no préstamo de las mismas en algunos clubes recreacionales o municipios cercanos. Donde está el plan de mercadeo serio y sostenible?, donde está el buen trato a los hinchas?, donde están los beneficios a los “socios” que adquieren dizque “acciones”?. NADA de eso EXISTE y mientras esté dicho personaje JAMÁS EXISTIRÁ.

Si el fútbol no fuera rentable hace rato, pero mucho rato, el señor Camargo había alistado maletas y emigrado, lleva más de 5 años quejándose y nunca se ha ido, lleva más de cinco años haciendo ruedas de prensa anunciando que se va, que se lleva al equipo, pero nunca hace ruedas de prensa anunciando que la institución tiene superávit y que los problemas económicos son cosa del pasado, eso nunca lo ha dicho y nunca lo dirá.

Es tanto el poder de éste señor que hasta para comprar una bolsa con agua debe llamársele a Bogotá para su autorización. Todo pasa por sus manos, nunca delega. Toma decisiones de dictador y nadie lo puede debatir, quien habla mal de él o le lleva la contraria se va o sino pregúntenle a Leonardo López (volante que pasó por Tolima y ahora juega en el Junior), a Jorge Luis Bernal, que por no acatar sus instrucciones de colocar a X ó Y jugador, fue echado del equipo cuando estaba clasificado en copa suramericana, copa postobón y no muy lejos de los ochos primeros en la liga postobón y a Manuel Maciel, caso más reciente, que por decir la verdad fue sacado del equipo. Esas cosas solo pasan en un equipo, manejado por Gabriel Camargo: DEPORTES TOLIMA.

 

Continuar leyendo Click Aqui >>>

Opiniones

comentarios