NUEVA INTEGRANTE EN LA FAMILIA ARIZALA VALENCIA

Carolina Valencia es la esposa de Franco Arizala, Caro como la llama el delantero, ya es madre de un pequeño de 2 años llamado Juan Ángel, y aunque no es hijo biológico de Franco él lo ama como si lo fuera y se proclama como su padre, de igual manera la pareja espera una hermosa niña, por eso y mil razones más Carolina está profundamente enamorada de su esposo.

Como especial de día de las madres hemos acudido a la señora de Arizala para que nos hable un poco de su vida como madre.

¿Cómo se cataloga en su rol de madre?

Yo me considero excelente madre, trato de darle todo a mi hijo pero sin llegar a los extremos ni a mal criarlo, le doy mucho amor pero a la vez le enseño muchos valores.

¿Ha tenido que ser como una madre para Franco?

No, he sido más su punto de apoyo, como su esposa soy su soporte, y teniendo en cuenta que él no tiene la familia acá, entonces él me busca cada vez que está deprimido, que está bajando de ritmo y siente que las cosas están mal. Soy más su amiga que cualquier otra cosa.

¿Qué es lo bueno y lo malo de ser mama?

No, no tiene nada de malo, yo creo que ser mama es lo mejor que le puede pasar a una mujer, hay veces que tiene sus contras ¿no? En mi caso me toco dejar de hacer muchas cosas que me gustaban como modelar, ser reina en fin muchas cosas; ser mama fue un cambio radical en mi vida, fue como una ayuda de Dios porque cambio todo en mi vida pero para mejorar, digamos que mi camino no era el que debería ser y llego Juanito y todo se me direcciono.

¿Cómo y dónde te conociste con Franco?

Aquí en Ibagué me conocí con él, yo diría que fui  la primera persona que Franco conoció cuando llego, y todo por medio de una amiga en común que nos presento; empezamos a salir, y en eso la relación de él con mi hijo fue muy buena, mi bebe tenía tres meses. De igual manera con el padre de mi hijo fue la mejor, yo termine con el papa de mi hijo durante el embarazo y dure más o menos un año sola, estaba muy apática a tener algo con una persona, rechazaba a todo el mundo no quería estar con nadie, y tampoco quería buscarle papa a mi hijo; en ese lapso llego Franco y fue totalmente distinto porque él nunca busco ganarse a mi hijo sino que simplemente el amor  se fue dando.

¿Qué te enamoro de él?

Su humildad.

¿Cuánto tiempo llevan de casados?

De casados llevamos cuatro meses, pero nosotros ya estábamos viviendo juntos hace ocho meses, así que estamos viviendo aproximadamente hace un año larguito.

¿Como han sido esos mese de convivencia?

En el tiempo que vivimos juntos sin estar casados, todo fue muy bueno porque los dos nos entendemos mucho, el no es nada problemático y por mi parte deje de estudiar para dedicarme al hogar entonces todo era muy bonito; ahora que nos casamos quede embarazada y mi cambio de humor y todo lo que acarrea mi estado ha hecho que tengamos algunos roces, porque me siento mal, deprimida y eso choca con la actitud de él que es muy alegre. Es un cambio muy duro que precisamente se dio cuando nos casamos.

¿Qué expectativas tienen con el bebe?

Con la bebe, es una niña, y se va a llamar Luciana, y las expectativas son demasiadas, porque Franco no tiene hijos, al principio él quería un niño, pero cuando supimos que era niña se puso más feliz, no hace sino comprarle  cosas, hablarle y consentirla.

¿Cambiara en algo la vida de ustedes con la llegada de Luciana?

Claro que si para mejorar, Franco con Juan Ángel ha demostrado ser un excelente padre, teniendo en cuenta que no es el papa biológico y para Ángel, Franco es el papa lo ama y lo adora, así que pienso que Luciana va ser la luz de sus ojos.

¿Cómo maneja el hecho de tener un marido que es figura pública y a la postre no está el tiempo necesario con usted?

Como te digo, antes de estar embarazada era muy fácil, porque uno sabe lo que tiene y sabe a qué atenerse, ahora es un poco más difícil por mi estado, sin embargo el nunca me ha dado motivos y las cosas lindas que le ofrecido el ha sabido valorarlas muy bien. Ahora por mi estado si hay algunos temores, pero yo sé cómo es Franco y aunque no meto las manos a la candela por ningún hombre ni siquiera mi esposo, se que él es muy sensato y el día que él quiera hacer algo estoy segura que no me hará daño a mí.

¿Antes de que el salga para algún partido que le dices o que haces?

Éxitos y que Dios te bendiga, y los domingos antes de los partidos voy a misa.

¿Sufres mucho cuando lo vez jugar?

No para nada, si me preocupo mucho cuando lo veo en el suelo quejándose porque él no es nada teatrero, pero así tanto como sufrir no porque ese es su trabajo y esta enseñado a eso. También me molesta sobre manera cuando hacen comentarios mal intencionados de él en la tribuna.

¿Qué actitud asumes ante esos comentarios?

No, pues me quedo callada porque no puedo ponerme a pelear, pues mucha gente en ocasiones hace eso es por provocar, así que trato de calmarme.

Así esta estudiante de enfermería de apenas 21 años lleva una vida, de mujer, esposa y ante todo madre.

LINA MARIA PINTO R.
JEFE DE PRENSA 

Opiniones

comentarios