MEDELLÍN, UNA PLAZA FRUCTÍFERA PARA EL “VINOTINTO”

POR: MARIO ALEJANDRO RODRÍGUEZ  (alhejo@periodistas.com)

En los últimos años son buenas las presentaciones del Deportes Tolima en la ciudad de Medellín ante el cuadro de Atlético Nacional, la cual  la ha convertido en una de las plazas donde el conjunto “pijao” se “crece” en su balompié y saca lo mejor de sí para brindarlo en el terreno de juego en pro del preciado botín: los tres puntos.

En la mente del aficionado aparecen desde el 2003 resultados importantes que han marcado el  buen camino del equipo tolimense en el siglo XXI. Sólo basta con recordar el 2-1 a favor el 9 de  noviembre de ese año, cuando el grupo orientado por Luis Augusto “Chiqui” García comenzó a despejar del firmamento la primera estrella, con goles de Arley Dinas y el goleador Rogerio Pereira.

También en el vademécum se registra el triunfo por el torneo apertura 2005 ante el elenco “verde” del 13 de marzo. Aquella jornada tuvo la marca registrada del elenco “musical” de Miguel Augusto “nano” Prince, con un contundente 3 a 1; el mismo que le significó salir del Atanasio Girardot en tanqueta.

Y cómo olvidar el excelente partido del 10 de diciembre de 2006. El juego que definió en gran parte el paso a la gran final del Finalización, tuvo como figura central a Carlos Darwin Quintero, anotador de uno de los dos goles con el que el Tolima derrotó al cuadro “paisa”. Un cuadrangular que tenía destino a ser del “verdolaga” cambió radicalmente en 90 minutos de entrega y buen fútbol, orquestados desde el banquillo técnico por el profesor Jorge Luis Bernal.

Asimismo, algunos empates importantes se han presentado en este choque favorables al D.T. El resultado que los ha caracterizado ha sido el 1- 1, en duelos muy cerrados para los dos equipos. En los registros está el del año 2006, en el Finalización (con gol del brasilero Gauchinho),  y  la paridad de los cuadrangulares del Finalización 2008 (con tanto del defensa Jair Arrechea).

No obstante, no se puede negar que  no todo es dicha en la capital montañera. Las derrotas han sido varias, como consecuencia lógica de la presión de  jugar como visitante en uno de los estadios más prestigiosos  y ante una afición  tan ruda.

Imperdonable en el sentir del hincha tolimense la mala actuación del juez Henry Cervantes, en una tarde de diciembre 2004, cuando de manera infame “le metió la mano” al Tolima y lo privo de pelear la casilla a la final del Finalización 2004. El juego, que terminó 2 – 0 tuvo la pésima actuación de este central, el mismo que se retiró concluido el campeonato.

 Por otro lado, es difícil traer al presente resultados como el de 4-1 de la fase semifinal del Apertura 2005, luego de la ventaja parcial en el marcador del “vinotinto” con gol de Juan Carlos escobar. Esa noche la figura fue Víctor Aristizábal, quien condujo a Nacional al triunfo aquel 26 de mayo.

Sin embargo, son más las alegrías que las tristezas en estos últimos seis años.  Tanto para aficionados del representativo local como para periodistas y jugadores, “la bella villa” es sinónimo de éxito y de victoria en el equipo de Ibagué. Por tal motivo, este domingo se espera con total  ilusión un marcador positivo para Torres y sus dirigidos.

Opiniones

comentarios