LA NOMINA DEL DEPORTES TOLIMA PASO DEL CIELO A LA TIERRA

El técnico Jorge Luis Bernal ha contribuido a mejorar el estado físico y futbolístico de la nómina del Deportes Tolima.  En el último año, Jorge Luis Bernal le dio confianza a jugadores de las reservas y juveniles para llevar al equipo a la final del torneo colombiano y a la Copa Libertadores.

Pero hace un año nadie daba nada por los jugadores del Deportes Tolima. Incluso Gabriel Camargo, el máximo accionista del club, se resistía a invertir en la adquisición de refuerzos.

El único jugador que al final del 2005 salió transferido para otro equipo fue el lateral izquierdo Óscar Passo, quien fue comprado por el Nacional en una suma cercana a los 800 millones de pesos.

Los otros no tuvieron la misma suerte y debieron quedarse en Ibagué con la esperanza de hacer una mejor temporada en el 2006.

Algunos jugadores que mejoraron

Jhon Jairo Charria: era el eterno suplente del equipo y lo cuestionaban por carecer de personalidad en los momentos críticos. Incluso, los hinchas de la barra Revolución se tomaron una práctica para exigirle al técnico Miguel Augusto Prince la expulsión inmediata del jugador.

Su pase se tasaba en ese momento en 120 millones de pesos, pero hoy se estima en 800 mil de dólares (unos 1.800 millones de pesos) y lo pretenden Junior, Cali, Once Caldas y Nacional.

Carlos Darwin Quintero: no era considerado ni como alternativa, actuaba con el equipo de reservas y fue campeón con el departamento en los Juegos Nacionales.

Para su fortuna, apareció Jorge Luis Bernal, quien con un trabajo especial y complemento vitamínico logró aumentar su talla en 14 kilos y hoy es sin duda el jugador juvenil con mayor proyección en el país y será delantero indiscutible en el Suramericano de Paraguay.

Juan Carlos Escobar: Al caleño le fue tan mal en su debut que a los 15 minutos de haber ingresado, el técnico Miguel Augusto Prince lo relevó.

Ahora es comparado con Fredy Rincón, por su talla, su zancada, su despliegue físico (es un jugador con corte europeo) y el 20 por ciento de su pase pertenece a un empresario vallecaucano.

Los gemelos Briceño: Daniel pertenecía a las reservas y en ningún momento fue convocado para un partido.

Sin embargo, el técnico Bernal le dio la posibilidad de estrenarse este año y gracias a lo demostrado fue titular de las Selección Colombia que ganó los Juegos Centro Americanos.

Óscar, con un poco más de trayectoria que su hermano, se pudo consolidar y ya fue vendido a los Millonarios en 800 millones de pesos.

Carlos Darwin Quintero: el ‘Negro de oro’ de Deportes Tolima

Carlos Darwin Quintero es un joven que con menos de año y medio en el fútbol profesional se ganó el puesto en la titular del Deportes Tolima y en la Selección Colombiana Sub 20 que participará en la eliminatoria del mundial juvenil de Argentina.

Este moreno, llamado por la crítica deportiva como el ‘Negro de oro del Tolima’, lo compró el club hace más de dos años por un millón 200 mil pesos y hoy su pase puede costar más de un millón de dólares.

Quintero es ágil, escurridizo y goleador en la cancha de fútbol, y fuera de esta permanece dispuesto a jugar con los pequeños que lo ven con admiración y lo quieren imitar.

Su corta estatura, 1,65 metros, no son problema para este delantero, quien con una sonrisa pícara reconoce que esta es su mayor ventaja, pero a la vez es su principal problema en el terreno de juego.

"Mi estatura es algo complicado para muchos centrales, todos son altos y yo bajito. Me escurro fácilmente entre ellos y la velocidad me da la oportunidad de complicarlos. El juego aéreo es mi desventaja, no tengo fuerza aérea y eso me molesta", expresa.

Este tumaqueño de 19 años se crió en las canchas del Barsa Fútbol Club de Cali, y debutó con el Tolima en las juveniles y en las reservas.

Para él su éxito se debe a que el ‘profe’ Humberto ‘Tucho’ Ortiz lo trajo a probar suerte en el Tolima en el 2002. Desde entonces esperó una oportunidad de mostrar lo que sabía y solo hasta el 2005 lo logró.

"Fue solo hasta cuando el ‘profe’ Prince (Miguel Augusto) me dejó entrar a la cancha por unos minutos y dejé una buena impresión", comenta Darwin.

Su físico, unido a su estatura, lo hacen lucir como un niño grande que disfruta de la música y del pescado, sus dos pasiones después de la ‘pecosa’. Ve el fútbol como un juego en el que la única forma de mantenerse es "gustando, dando resultados y sobretodo anotando", dice Quintero.

Habla Víctor Hugo del Río, el mejor jugador en la historia del equipo

Del Río considera que el equipo tolimense tiene un gran futuro y que podrá dar muchas más sorpresas y éxitos a su hinchada.

La confianza del hoy ‘caza talentos’ del onceno pijao se debe a que buena parte de los jugadores que contribuyeron a llevar a la final al equipo son jóvenes, formados en las divisiones inferiores del club, y a que tiene una cantera promisoria.

"Tenemos una cantera de jugadores interesantes que en dos años estarán listos para llegar a la profesional e igualar lo que están haciendo los actuales. Con esos jugadores hechos en el club será más importante el futuro que el presente", señala del Río.

Este volante argentino se radicó en Ibagué desde principios de los 80, cuando jugó en el Kokorico Tolima, y su desempeño fue vital para llevar por primera vez al equipo pijao a la Copa Libertadores, la de 1983.

Por eso tiene la autoridad para señalar que el club se está preparando con el fin de enfrentar dos torneos al mismo tiempo, la Copa Mustang y la Copa Libertadores, y para eso es necesario reforzar la nómina con nuevas contrataciones.

"El Tolima está para grandes cosas y puede hacer muy buena campa en la Libertadores y, por supuesto, en el torneo local. Se puede formar un buen equipo", afirma.

El Tucho ‘Ortiz’, gestor del proceso pijao

Humberto el ‘Tucho’ Ortiz es el responsable de lo que es hoy el Deportes Tolima. Su trabajo ha sido silencioso, pero los resultados hablan por sí solos: la mitad del plantel fue contratado por sugerencia suya.

Casi la mitad del plantel fue visto por él cuando apenas eran unos niños que soñaban con ser profesionales.

Con ese ojo visor, o mejor con ese "ojo de águila" que sólo tienen los iluminados, y que han sido pulidos por el tiempo, el ‘Tucho’ consideró que tenían condiciones y los recomendó ante Gabriel Camargo para que fueran probados por el equipo.

"Solo se necesitan cinco minutos en el terreno de juego para saber un jugador tiene futuro o no", señala Ortiz.

De esa cantera proceden Carlos Darwin Quintero, los gemelos Óscar y Daniel Briceño, Darío Bustos, Juan Carlos Escobar y Yulián Anchico, entre otros, que han sido pulidos por el técnico Jorge Luis Bernal.

Este hombre sencillo, que lleva más de medio siglo recorriendo las diferentes canchas del país, nació en Antioquia, pero considera al Tolima como su verdadera tierra.

Se forjó al lado del maestro de técnicos Gabriel Ochoa Uribe, siendo su asistente en el América de Cali durante más de 15 años.
Este estratega ha realizado todo el proceso futbolístico, primero como jugador, luego como técnico y ahora como veedor de jugadores o descubre talentos, y se resiste a volver a la dirección técnica de un equipo de fútbol, pese a las tentadoras ofertas que ha recibido.

Andrés Restrepo Falla
Especial para Tolima 7 días

Opiniones

comentarios