Estadio Manuel Murillo Toro

Fueron años de campañas, reuniones y actividades para lograr que un anhelo de ibaguereños y tolimenses se convirtiera en realidad; aunque aún el departamento no contaba con escuadra profesional, la idea de la creación del equipo dio un mayor impulso al proyecto.

El diario El Comercio, en edición del 23 de junio de 1951 registra la gran "Semana Pro-estadio", evento que se realizo entre el 28 de junio y el 8 de julio de ese mismo año, con desfiles de deportistas, jornadas deportivas y el gran encuentro entre los equipos profesionales Millonarios y Bucaramanga.

{mosgoogle} En un encuentro amistoso realizado por los equipos Deportes Quindío (profesional) y Boca Junior (amateur) de Ibagué el 19 de enero de 1955, se determino realizar la obra cuando en la famosa cancha de Belén le tocó al propio Jefe Civil Militar César Augusto Cuellar Velandia presenciar el encuentro durante casi dos horas de pies, momento que aprovecho Humberto González Ruiz para sugerirle al mandatario la necesidad de un estadio para Ibagué.

El Diario la Ëpoca, dirigido por Adriano Tribin Piedrahita, en su edición 105 del 12 de octubre de 1954 registra un encuentro de personalidades, encabezado por el Gobernador César Cuellar Velandia, el Alcalde Lisímaco Parra Bernal, el secretario de obras Bernardo Telo y dirigentes deportivos, según el diario, para definir el sitio donde se construiría el Estadio.

De acuerdo a la nota, la Gobernación del Tolima aportaba 10 mil pesos y 7 mil que se encontraban en poder de Nicolás Rivera, tesorero y gran promotor de la campaña Pro-estadio.

La Construcción del Estadio de Ibagué se logró en tiempo récord de 55 días, en un lote donado por el ciudadano Serrano de Ávila. El 20 de Julio de 1955, día en el cual se jugo el encuentro inaugural entre las escuadras Boca Junior de Cali y Deportes Tolima (ganó Cali 3 a 2), en la mañana todavía estaban pegando la gramilla en la cacha y limpiando todo el lugar. Al estadio de Ibagué se le han realizado varias remodelaciones, una de las cuales se llevó a cabo en los años previos a los Juegos Nacionales de 1970 y la que se viene realizando desde el año 2000.

El estadio de Ibagué ha contado con varios nombres en toda su historia. Primero se le llamo Rojas Pinilla, en homenaje al Presidente de la República de la época. El 10 de mayo de 1957, fecha en que fue derrocado Rojas Pinilla, los aficionados empezaron a llamarlo Libertad o 10 de Mayo; un poco más tarde se le denomino Serrano de Ávila, en agradecimiento al ciudadano que había obsequiado el lote, posteriormente se llama San Bonifacio, en homenaje a la ciudad y finalmente Manuel Murillo Toro, en homenaje al ilustre tolimense que fue dos veces presidente de la República, pues según algunos personajes, llevar el mismo nombre del cementerio de la ciudad (San Bonifacio), le generaba mala suerte al equipo.

La primera construcción del estadio se hizo para 8.000 espectadores, luego se amplio a 18.000; actualmente tiene una capacidad para albergar a 30.000 aficionados.

MAS FOTOGRAFIAS DEL ESTADIO MANUEL MURILLO TORO >>>

Opiniones

comentarios