EN EL LIMBO DE LA MEDIOCRIDAD

No se puede ingresar al estadio, con las esperanzas puestas en un onceno que a la postre no demuestre nada… absolutamente nada, los pocos aficionados salen decepcionados fecha tras fecha.

No podemos seguir saliendo con las manos vacías, los que en verdad no quieran estar en el club, que lo expresen a las directivas; no sigan poniendo en ridículo a una institución, a unos colores que representan una historia y un puesto ganado en l a historia de nuestro fútbol profesional colombiano. Del Vino Tinto y Oro no está quedando nada, es demasiado abrumador, presenciar un espectáculo tan insulso, como si se viniese a ver solo los goles de tiro libre de Charia o de  Bustos; da verdadera vergüenza, decepción salir del estadio con tantos resultados adversos.

¡Por favor! Basta ya, paren esto, de lo contrario para el segundo semestre veremos  al cuadro Tolimense, hundirse en el fango de la mediocridad: ¡solos!  Lo veremos sin ningún hincha fiel que vuelvan a agitar la bandera Vino Tinto y Oro;  i siguen con estos comportamientos anti profesionales, desinteresados (va también para el cuerpo técnico y los dirigentes).

Deben poner punto final a esta película, que cada día se vuelve más trágica para nuestro balompié.

MARIO OVALLE MEJIA
movallem@yahoo.com
movallem@hotmail.com
3132108319 

Opiniones

comentarios