CRISTIAN MARRUGO: LA REPRESENTACIÓN PIJAO EN LA TRICOLOR

Por: Mario Alejandro Rodríguez (alhejo@periodistas.com)

Como los viejos tiempos de Julio, Anchico, Vallejo  y compañía  Deportes Tolima volvió a tener presencia de jugadores en el seleccionado colombiano.  En esta ocasión el tan esperado llamado para vestir el tricolor patrio fue para el volante cartagenero Cristian Marrugo,  que  luego de muchas jornadas de sacrificio y demostrando en el terreno de juego todo el profesionalismo que lo caracteriza se ganó con sobrados meritos un cupo entre los 22 elegidos por el profesor Eduardo Lara Lozano para afrontar  las eliminatorias mundialistas rumbo a Sudáfrica 2010.

El  habilidoso jugador, que se hizo famoso en el club Atlético Nacional y la selección sub 20 que obtuvo el titulo sudamericano de la categoría en el Eje cafetero en 2005, aceptó la oportunidad de figurar en el vinotinto y oro como la vitrina ideal para mostrar sus grandes condiciones técnicas, luego de ser declarado transferible con el Independiente Santa Fe en enero del año pasado. No obstante, el comienzo de Marrugo con el Tolima no fue fácil, pues a pesar de su gran entrega en cada cotejo el cuadro musical fue último en el Apertura con solo 15 puntos de 54 posibles.

Para el segundo semestre, el talento de este volante polifuncional, al igual que otros elementos llegados al club ibaguereño le permitió al “vino”  levantar en gran medida su juego y ser por más de catorce fechas el líder absoluto del rentado local. Con la escuadra tolimense Marrugo, que cumple funciones de volante mixto, hasta la fecha ha marcado cinco goles en 49 juegos, lo que  si se mira con lupa y detenimiento  es un significativo aporte para un profesional desde su posición. 

El buen rendimiento mostrado en el partido contra el Deportivo Cali el miércoles anterior, en el cumplimento de la octava fecha del Copa Mustang 1 le aseguró sin duda a Cristian su estadía en la concentración de Colombia para los encuentros contra Bolivia y Venezuela. La gran factura presente  en el gol de la victoria  que le dio al Tolima el preciado  botín en tierras vallunas terminó de despejar cualquier sofisma que pudiera existir en cuanto a los merecimientos  del jugador para hacer válido su tiquete con Colombia.

En el grupo de elementos que integran la absoluta, estarán jugadores de su generación,  que como él fueron protagonistas de primer orden en la “SUB”. Cristian Zapata de Udinese de Italia; Abel Aguilar, del Jerez de España; Camilo Zúñiga, del Siena de Italia; Juan Carlos Toja, del Steua de Rumania; Wason Rentería del Praga de Portugal; Falcao García de River Plate y Hugo Rodallega del Wigan de Inglaterra, son al igual que Cristian Camilo sinónimo de renovación en un seleccionado que necesita sí o si  la victoria en estos dos encuentros, luego de duros reveses como local.

Para Lara,  Marrugo es símbolo de confianza, como lo fue  también en el pasado donde  el bolivarense le brindó con uno de sus goles  la máxima felicidad del estratega  vallecaucano en su carrera como Director Técnico.

¿Cuándo llegará la curva descendente en el rendimiento de Cristian? La respuesta parece estar muy lejana, porque ahora esta línea curvativa anda en su pico mas alto, el cual tanto la afición como la prensa deportiva del departamento  desea sea aprovechada con creces por Lara; por el bien del jugador, por las necesidades que pueda suplir su presencia en el combinado como mediocampista de salida y  a la vez marca, como también  por el reconocimiento que seguramente tendrá  el club si Marrugo tiene una buena figuración vistiendo la camiseta en la categoría de mayores.

La “remera” quizás no le quedará grande al costeño que está obligado a pelear con uñas y dientes un puesto entre los once titulares del representativo nacional.

Opiniones

comentarios