CÓMO JUEGA NACIONAL, EL PRÓXIMO RIVAL DEL DEPORTES TOLIMA

Por: Mario Alejandro Rodríguez (alhejo@periodistas.com) 

Se acerca la contienda entre “pijaos” y “verdolagas” por la quinta fecha de la Copa Mustang 2,  y por ello es importante analizar las cualidades y defectos del rival del “vinotinto y oro”, Atlético Nacional. El duelo a disputarse en la ciudad de Medellín este domingo,  seguramente tendrá que generar un resultado  positivo para las aspiraciones del cuadro ibaguereño, so pena de quedar relegado en el tablero de posiciones del segundo certamen del año y en la reclasificación.

Para empezar, es bueno decir que el conjunto antioqueño viene acoplando un grupo de jugadores nuevo con respecto al semestre anterior, bajo la orientación del argentino Ramón Cabrero, ex técnico de Lanús campeón en 2007 en el balompié gaucho.  El cambio de actitud y  una disposición de juego interesante se han evidenciado en estas cuatro jornadas para el elenco “paisa”.

La salida por los laterales a través del juvenil  Jair Iglesias por la banda izquierda y el  ya “curtido” Estiven Vélez, quien ha mejorado su nivel con respecto a las últimas campañas en el “verde”. A su vez, la constante llegada a predios rivales del experimentado jugador brasileño Bahiano hace importante el accionar  en la mitad del campo, complementada  por el habilidoso y técnico Giovanni Moreno.

Por su parte, se suma a estas características  el buen regreso de Jairo “el viejo” Patiño al cuadro de Medellín. En su debut en el presente campeonato, la fecha pasada ante el Deportes Quindío mostró su eficacia a la hora de poner en posición de gol a los delanteros. Los cambios de frente y los pases a profundidad a favor de los hombres en punta fueron otra virtud que reflejó en  la cancha movilidad y variantes ofensivas.

Un punto clave es la presión que ejerce en terreno del contrincante. Es incisivo, y no deja jugar con tranquilidad al contrario, impidiéndole la salida con sus delanteros.

No obstante, la baja de Ezequiel Maggiolo por lesión  puede ser beneficiosa para el equipo “musical”, debido a la  buena presencia que tiene este jugador en el juego aéreo, y que posiblemente no va a ser utilizada por la delantera nacionalista.

También como aspecto débil de Nacional está los reiterados espacios que entrega entre su línea defensiva y el sector volante, que podrían ser aprovechados por los rápidos delanteros del Tolima, como el caso de Arizala y Perlaza. Asimismo, los centrales Orozco y Mendoza son fuertes en el cabezazo, pero  les cuesta en el hombre contra hombre.

El equipo verde llegará tocado en su autoestima por la determinación impuesta por la Dimayor de suspender su plaza por dos fechas, tras el mal comportamiento de sus hinchas en la ciudad de armenia.  Esperemos que “el que pague los platos rotos” no sea el “vinotinto”, sino por el contrario frene el buen momento por el que pasa su adversario.

Opiniones

comentarios