Cerrarán tribunas del Estadio Murillo Toro por deterioro y fallas estructurales

Un estudio de sismicidad realizado al estadio concluyó que las tribunas viejas no se pueden utilizar, pues el óxido carcomió todo el hierro de la estructura.   TOLIMA 7 DIAS

El próximo domingo cuando el Deportes Tolima enfrente en su primer partido del torneo Mustang II al Atlético Huila, los aficionados no podrán utilizar parte de las tribunas.

Este porcentaje (35 por ciento) corresponde a las graderías antiguas del escenario futbolero construido en 1955, en el mandato de Gustavo Rojas Pinilla.

Según el estudio de sismicidad y resistencia realizado por la firma de ingenieros PC&A, el hierro que sostiene las tribunas prácticamente desapareció por efecto del tiempo y del óxido.

Julia Aurora Ramírez, gerente de la Gestora Urbana, oficina encargada de administrar el estadio, asegura que no hay que ser alarmista y que el estadio no se va a caer, pero que es mejor actuar con cautela.

"Hace 50 años no existían las normas de construcción que tenemos ahora. Esas tribunas se construyeron con hierro liso y no corrugado. Ahora ese hierro ha desaparecido o se convirtió en una ‘melcocha’", asegura.

Por eso la funcionaria anunció que las tribunas viejas serán acordonadas y aisladas para que los aficionados no las utilicen.

Así mismo, le confirmó a ‘Tolima 7 días’ que la solución final será demolerlas y construirlas nuevamente. Sin embargo, poner en pie nuevamente estas tribunas tendrá su costo.

"La obras de remodelación total valen 6 mil millones de pesos. Por ahora se cuenta con sólo 900 millones. Esto nos obliga a realizarla por fragmentos. A mediados de agosto iniciaremos con la tribuna occidental", afirma Ramírez.

Por su parte el gerente del Deportes Tolima, Ricardo Salazar, confía en que el cierre de las tribunas no perjudique al club vinotinto y oro.

"El gobierno se comprometió a realizar las obras de adecuación lo más rápido posible. Por ahora vamos a acatar las órdenes de la Gestora Urbana. Por eso los aficionados encontrarán la parte baja de las tribunas acordonadas. Será incómodo para los hinchas, pero es por el bien de ellos" asegura Salazar.

William Reina, aficionado del Deportes Tolima y quien asiste al estadio hace 15 años, considera buena la medida.

"Si es por la seguridad de los aficionados me parece positiva. Pero esto ocurre es por falta de mantenimiento. La alcaldía nunca le invirtió un peso al estadio", manifiesta Reina.

Las cifras de la remodelación

La gerente de la Gestora Urbana, Julia Aurora Ramírez, asegura que en este momento no hay recursos para la obra.

"Solo tenemos 1.200 millones de los seis mil que vale la reconstrucción. Vamos a ejecutar ese presupuesto y el alcalde Rubén Darío Rodríguez gestionará ante Coldeportes el resto de los dineros", afirma.

El costo del estudio de sismicidad fue de 70 millones.

$2.700 millones vale reconstruir las tribunas antiguas.

Seis mil millones de pesos vale la obra total del cerramiento del estadio.

Nueve mil millones de pesos cuesta la construcción de la capota liviana en la tribuna de oriental.

A pérdida

El concejal de Ibagué Luis Alberto Lozano, ponente del proyecto de acuerdo para la exoneración de impuestos al Deportes Tolima, dice que está de acuerdo con la medida del cierre de las tribunas.

"El estado ha sido indiferente ante la situación del estadio Manuel Murillo Toro. Son más de 50 años sin mantenimiento. Es mejor cerrar las tribunas antes de que ocurra una tragedia.

"El concejo está trabajando para que el nuevo administrador sea la oficina de deportes municipal. Queremos quitarle la carga a la Gestora Urbana.

"Los costos mensuales del estadio son de ocho millones ochocientos mil pesos. Los ingresos por publicidad son de cinco millones. Mensualmente casi cuatro millones de pesos son la pérdida del escenario. Este faltante era asumido por la Gestora Urbana. Eso no puede continuar así", asegura Lozano.

 

TOMADO DE TOLIMA 7 DIAS 

 

Opiniones

comentarios