CERO Y VAN TRES: La tricolor no levanta cabeza

POR: MARIO ALEJANDRO RODRÍGUEZ (alhejo@periodistas.com)

Jugando un buen primer tiempo en el frente de ataque, pero disminuyendo su fútbol en el segundo, la selección nacional de Colombia cayó una vez más en condición de local; esta vez frente a su similar de Paraguay por marcador de un gol a cero, en el marco de la novena fecha de las eliminatorias mundialistas rumbo a Sudáfrica 2010. El cuadro cafetero complica sus posibilidades de obtener una plaza a la próxima cita mundialista: Sudáfrica 2010.

El conjunto nacional, que estrenó de forma interina al estratega Eduardo Lara en el banquillo técnico, reflejó un cambio considerable en su accionar con respecto a las regulares presentaciones del pasado, y se vio en la cancha del Campín durante la primera mitad a un equipo ofensivo, práctico, con la labor incesante de Wason Rentería, (delantero del Porto de Portugal), y el talento de Giovanni Hernández, que buscaron infructuosamente penetrar la recia defensa guaraní. Sin embargo, el que marcó el único gol del encuentro fue el líder de la eliminatoria, cuando al minuto 9 de la inicial, un potente remate del goleador Salvador Cabañas cogió “fuera de base” a Agustín Julio, el salvador del arco colombiano, decretando el 0-1 tempranero y sepulcral para el estado de animo del local. La jugada que tanto había probado el artillero paraguayo en la eliminatoria por fin tuvo un final efectivo.

{mosgoogle}El seleccionado nacional, trató de recuperarse del duro golpe sufrido pero no pudo. El que más lo intentó fue Wason, que de diversas formas inquietó el arco bien defendido por Justo Villar. También probó suerte Freddy Guarín y Gerardo Bedoya mediante el remate de larga y media distancia, pero sus opciones no tuvieron la puntería que se necesitaba para la paridad. Se le venía literalmente “la noche” al combinado patrio que paulatinamente perdió la tranquilidad y jugó el partido que inteligentemente le planteó la visita.

La segunda parte tuvo en su libreto una selección Colombia desesperada, impotente ante la fuerte zaga defensiva del elenco dirigido por Gerardo Martino. La inclusión al campo de juego de Ferreira, Ramos y Quintero para darle más claridad al ataque cafetero resultó inútil e ineficaz. Paraguay, por su parte, que acostumbra a defenderse adelantando líneas y presionando arriba se resguardó en su territorio y esperó que el gasto lo hiciera el necesitado, el dueño de casa, aprovechando el contragolpe con Cabañas y Aedo.
A un minuto del final los dirigidos por el profesor Lara tuvieron el empate pero la definición influyó de nuevo en contra de los intereses colectivos, a través de una magistral jugada individual de Carlos Darwin Quintero que se la cedió a David Ferreira, jugador que la desperdició de forma increíble ante el achique de Villar. Cero y van tres derrotas en línea del combinado colombiano que visitará el próximo miércoles a la “auriverde” con la impetuosa obligación de sacar un resultado positivo de cara a seguir con vida en la eliminatoria.

PARA DESTACAR…

El excelente trabajo defensivo realizado por Mario Alberto Yepes en zona posterior, se le vio siempre elegante y preciso en los cierres de costado y en el juego aéreo. Su labor definitivamente hacia falta en la defensa nacional, carente de seguridad en las últimas jornadas.

La solitaria lucha en ataque de Wason Rentería, que demostró ganas a la hora de pelear cada una de las pelotas en su zona e intentó vulnerar el solido sistema defensivo impuesto por el seleccionador paraguayo. Una jugador desequilibrante y corpulento que fue importante en el pasado para conquistar los 10 puntos con los que cuenta actualmente Colombia en el tablero de posiciones.

La gran asistencia a las instalaciones del Campín de Bogotá. En nutrido número, aproximadamente 30 mil hinchas concurrieron al coloso de la 57, a pesar de los malos resultados en fechas anteriores que habían hecho parder la fe en el país futbolero respecto al trabajo de los hombres cafeteros.

Opiniones

comentarios